La Solución de Publicidad Exterior en un solo lugar.

La falacia de los permisos exteriores

December 20, 2018

La idea detrás de regular anuncios es correcto

Las licencias de publicidad en anuncios exteriores son necesarios y obligatorios, en principio es el deber de los ayuntamientos (además de recaudar, claro) tener el control en cuanto a la correcta construcción, es decir que cumpla con la normativa vigente, con cálculo estructural, planos, firmas, de ingeniero calculista y director responsable de obra (D.R.O.), que la ejecución se cumpla adecuadamente y posteriormente se tramite un permiso de responsabilidad civil para poder aminorar posibles y probables daños posteriores.

Causas por las cuales no todos los anuncios estén registrados o tienen permiso.

Tarifas excesivas

En algunas regiones las tarifas de los permisos son exorbitantes por lo que da pie a malos manejos así los que más tienen obtienen más descuentos y beneficios; al hacerlos más accesibles pudieran incluir a todos, recaudar más y tener un mejor control sobre ellos. El resultado de este problema no se puede atribuir a un culpable, si no que ha sido la consecuencia de tantas malas tomas de decisiones que vienen de varias administraciones.

Excesivas limitaciones

El incesante interés de las dependencias del municipio por recaudar magnifica el problema y es que limitan o imponen demasiadas restricciones para regularizar de modo que casi nadie cumpliría con los requisitos para una licencia de publicidad.

Pongo de ejemplo la restricción del tamaño: estos genios, (y me refiero en mi localidad) pusieron un tamaño máximo de 24 m2 como área máxima de publicidad, siendo que el estándar para la república mexicana es casi de 100 m2 y aunque lo cambiaron a 48 m2 en la actualidad, dan pie a que los dueños, constructores o empresas de publicidad exterior hagan entrega de planos modificados para ingresar a las dependencias para tramitar los permisos correspondientes.

Corrupción

Otra es que existen mafias dentro de los ayuntamientos en el área de los permisos (no sé en donde más), así cuando alguien va a solicitar algún permiso le hablan a la competencia y les dan el “pitazo” de tal o cual solicitud, meten ellos para el predio de enseguida y como no puede haber más de dos anuncios en cierto perímetro rechazan tu solicitud para otorgárselas al que están protegido.

 

Consecuencias

Todo esto es un ciclo vicioso, el ayuntamiento no sepa cuantos anuncios existen, calidad de su construcción ya que los empresarios al no pedir un permiso dejan de pagar los cargos asociados a normativa vigente: calculo estructural, firmas de especialistas, planos, lo cual genera que cientos de anuncios sean construidos sin los requerimientos que sustentan la correcta construcción de este.